Formas de aparición

Clasificación del vaginismo según  la forma de aparición:

 

  • Vaginismo primario

 

El problema de vaginismo ha existido siempre. Desde la primera relación sexual ha existido este problema ya que nunca se han podido tener relaciones sexuales completas. Es por ello que la mayoría de las mujeres con vaginismo pertenecen a este primer grupo. Nunca han podido ser penetradas y muchas de ellas no han sufrido este problema durante años. La mayoría de veces no buscan ayuda hasta que se encuentran en una situación límite. Estas situaciones suelen producirse cuando ya se ha llegado a una situación insostenible con la pareja o cuando deciden plantearse la maternidad.

 

  • Vaginismo secundario

Tras una época donde la penetración ha sido posible aparece el problema de vaginismo. Hasta el momento han podido tener relaciones sexuales sin ningún tipo de problema incluso satisfactorias pero tras alguna situación normalmente traumática pueden bloquearse e iniciar un vaginismo. Suele producirse tras experiencias asociadas al dolor en la penetración, continuas infecciones vaginales, algun problema fisiológico o tras el nacimiento de un hijo. Son casos con muy buen pronóstico ya que tienen la ventaja de saber que su vagina es completamente normal y que han podido tener anterioremente relaciones sin ningún problema por lo que hay más seguridad y confianza a la hora de autoconvencerse de que el vaginismo tiene solución.