EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO

 

La mayoría de los casos de vaginismo se producen por origen psicológico. Existe un bloqueo en la mujer que normalmente proviene el miedo a la hora de realizar la penetración ya sea porque teme el dolor, miedo a un posible embarazo u otras circunstancias que han podido generarlo (experiencias sexuales negativas, educación sexual, problemas en la pareja, etc.). En el tratamiento para el vaginismo se trabajan todo tipo de aspectos que puedan estar influyendo en el resultado. El tratamiento para el vaginismo o dispareunia (dolor en la penetración)está compuesto por una serie de herramientas, técnicas y ejercicios a través de los cuales la interesada adquirirá el control. La metodología es la siguiente:


En la primera visita se realiza el diagnóstico terapéutico a través de la información que la paciente proporciona a la sexóloga (tipo de vaginismo, gravedad, especificaciones de la problemática, inicio del problema, etc.). Con los datos recogidos se facilitará el trabajo de la sexóloga de cara a planificar la terapia personalizada. En esta primera visita nuestra especialista explicará a través del material específico preparado los mecanismos que causan el problema y recomendará una serie de ejercicios prácticos que la interesada deberá poner en práctica posteriormente para su solución.​


Visitas de tratamiento realizadas con una periodicidad de 2-3 semanas aproximadamente. En esta fase de seguimiento se trabajan todas las técnicas y ejercicios que permitirán el éxito de la terapia, además de realizar el seguimiento de lo que se va trabajando en el día a día y resultados obtenidos. El tratamiento es completo y personalizado y se tratan todos estos campos de forma general combinados con otros más específicos en función de cada caso:

- Técnicas de respiración y relajación 
- Conocimiento del propio cuerpo
- Preparación cognitiva y control mental
- Educación emocional
- Educación sexual
- Autoconfianza y autoestima
- Dilatación progresiva
- Ejercicios de suelo pélvico y control muscular
- Sexualidad en pareja
- Coaching sexual


Una vez se ha conseguido el objetivo terapéutico se establece una última sesión de fase prealta, aproximadamente a los dos meses de finalizar el tratamiento. Esta sesión tiene como objetivo comprobar que el éxito del tratamiento sigue manteniéndose en el tiempo y para ultimar posibles dudas que han podido aparecer durante el tiempo que ha transcurrido desde la última sesión terapéutica.

Por lo general todos estos recursos son los que se trabajan en toda terapia sexual para el vaginismo aunque luego se pueden añadir ejercicios y técnicas adicionales según las particularidares y necesidades de cada mujer. Es por ello que mi tratamiento es totalmente personalizado y nunca existirá  uno igual para todas las mujeres. Además de las visitas presenciales (o vía online) para el tratamiento del vaginismo o dipareunia también se facita en todo momento el contacto con nuestra especialista por si se necesita algún tipo de apoyo o ayuda.(hablar del whatshap)